TEISA

Biomasa

Entre las energías renovables desarrolladas, la biomasa es la que proporciona mayor cantidad de energía a nivel mundial. Estamos convencidos de que es una de las energías renovables estratégicas para el desarrollo socio económico sostenible de las zonas rurales y países en vías de desarrollo.

La biomasa es una fuente de energía clave en el cumplimiento de los objetivos energéticos que se han planteado tanto en Europa como en España. Dichos objetivos se centran en la diversificación energética, disminución de la dependencia energética externa, y en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

TEISA, consciente de la necesidad del cambio energético, está desarrollando un plan estratégico, con un total de 150MW de potencia con una inversión de 400 M€ en centrales de biomasa para producción de energía eléctrica procedente de residuos agrícolas en distintas zonas geográficas de España.

biomasa

VENTAJAS

A los beneficios propios de las energías renovables, como son, entre otros, inagotables, no generan residuos de difícil tratamiento, autóctonas, disminuye la dependencia energética externa mediante la diversificación de las fuentes de energía que permiten el desarrollo de tecnología propia y reducen las emisiones de gases de efecto invernadero, la biomasa, añade los siguientes objetivos específicos:

– Favorecer el mantenimiento y desarrollo de los sectores agrícola, forestal e industrial.

– Generar beneficios añadidos en el caso de la valorización energética de residuos.

– Constituir la alternativa más realista para la sustitución de combustibles de origen fósil.

biomasa_ventajas

TIPOS

De forma genérica, se entiende que la biomasa es cualquier tipo de materia orgánica cuyo origen inmediato sea un proceso biológico, vegetal o animal.  A grandes rasgos, se distinguen 2 tipos de biomasa:

BIOMASA VEGETAL, se puede clasificar como:

Biomasa natural: se produce en la naturaleza sin intervención humana. Por ejemplo, la auto-regeneración natural de los bosques.

Cultivos energéticos: cultivos vegetales de ciclo corto y con alto poder calorífico, que están destinados a la producción de biocombustibles. Tipos:

–        Industria alimentaria (cereales y remolacha para producción de bioethanol y oleaginosas para producción de biodiesel)

–        Lignocelulósicos forestales (chopo, sauces, etc.)

–        herbáceos (cardo “Cynara cardunculus”) o la pataca.

Excedentes de cosechas agrícolas (básicamente en países del Norte).

BIOMASA RESIDUAL (seca y húmeda) es el subproducto o residuo generado en:

–        Actividades agrícolas (poda, rastrojos,  etc.), silvícolas y ganaderas

–        Industria agroalimentaria (alpechines, bagazos, cáscaras, vinazas,  etc.)

–        Industria de transformación de la madera (aserraderos,  fábricas de papel, muebles, etc.)

–        Depuradoras y reciclado de aceites.

Se denomina biomasa residual húmeda a los vertidos llamados biodegradables, es decir, las aguas residuales urbanas e industriales y los residuos ganaderos (principalmente purines).

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies