TEISA

Importancia del reciclado del tubo fluorescente

Las lámparas fluorescentes contienen una pequeña cantidad de mercurio (entre 3,5 y 15 miligramos, de acuerdo con la Agencia de Protección Ambiental) que puede ser dañino si se libera en el agua o en el aire. Debido a estos riesgos ambientales, las lámparas fluorescentes no se pueden reciclar fácilmente con otros artículos de vidrio, ni se deben depositar en la basura regular.

Para reciclarlos correctamente y no perjudicar ni nuestra salud ni el medio ambiente, es importante realizar con cuidado su extracción y posterior reciclado correctamente. Aquí redactamos unos sencillos pasos para llevarlo a cabo correctamente:

1. Lo primero sería quitar con cuidado los tubos fluorescentes usados para no romperlos y así evitar que se pueda liberar el mercurio que contienen.
En caso de que se rompa un tubo fluorescente, se debe utiliza guantes para quitar los pedazos de tubo roto y depositarlos en una bolsa que puedas cerrar.  Limpia el área alrededor del accidente con un paño. Mantener bien ventilada la zona para que ninguna partícula de mercurio permanezcan en el aire.

reciclado tubo

2. Localiza las instalaciones mas cercanas que aceptan tubos fluorescentes para su reciclado. Asegúrate de que estás recurriendo a una empresa legítima.  Para encontrar una empresa de confianza, consulta primero con los servicios municipales y estatales de las instalaciones o busca en el sitio web de la Agencia de Protección Ambiental. Si tienes problemas para encontrar un lugar en tu área para reciclar los tubos fluorescentes, comunícate con la oficina local del gobierno para los residuos y el reciclaje. Un representante debe ayudarle en tu búsqueda.

Algunas empresas han sido descubiertas cobrando sus clientes “cuotas de reciclaje”, embolsándose el dinero y nunca los elementos para reciclar.

3. Para transportarlo con seguridad a la instalación de reciclaje, pon el tubo fluorescente utilizado en una caja de preferencia en la que venía.

Este proceso de reciclado es verdaderamente importante ya que el mercurio es una sustancia natural y un contaminante proveniente de diversas actividades industriales. Si el proceso del reciclado no se hace correctamente puede liberarse al medio ambiente y permanecer por mucho tiempo en la atmósfera antes de depositarse. El mercurio puede ocasionar algún efectos muy dañinos en el ser humano, tanto riñones, hígado, estómago, intestinos, pulmones y una especial sensibilidad del sistema nervioso, aunque varían con la forma química. Los microorganismos convierten el mercurio inorgánico en metilmercurio, una forma química muy tóxica, persistente y bioacumulable y que además se absorbe fácilmente en el tracto gastrointestinal humano.

Pero insistimos, una adecuada separación de estos residuos con su correcto proceso de reciclado evita por completo la posible contaminación medioambiental.

AMBILAMP, por ejemplo, es una asociación sin ánimo de lucro que nace como solución a ese problema, reuniendo a las principales empresas de iluminación con el objetivo de desarrollar un sistema de recogida y tratamiento de residuos de lámparas y luminarias de manera responsable.

En TEISA, el servicio de desmontaje y reciclaje de productos retirados lo incluimos de forma gratuita en todos nuestros proyectos de iluminación Led.

No dejes de recibir más información a través de nuestro boletín de noticias. Suscríbete.

Ambilamp

 
Comments

No comments yet.

Leave a Reply

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies